La triste realidad del campo español

Con la llegada de la crisis, los ‘amigos de lo ajeno’ están aprovechando para robar en los huertos de la Comunidad Valenciana

En la localidad de Montserrat muchos labradores están pasando la noche en los campos junto a las fuerzas de la ley para prevenir estos pequeños hurtos. Los agricultores se quejan de que están desamparados por la ley, si cogen a una persona robando sandias en un huerto sólo se le acusa de una falta menor, lo peor de todo es que la gente que va a robar muchas veces hace un destrozo para llevarse un par de sandías y además del hurto destroza las plantas que dejan de ser productivas

La guardia civil alega que al ser un robo menor, no haber violencia y en la mayoría de los casos no presentar ni una simple denuncia, por lo que ello conlleva, papeleos, viajes al cuartel de la guardia civil o la policía muchos de estos robos se quedan en nada o simplemente en una falta menor, con lo que no conlleva penas de prisión.

Además ya no se trata solamente de llevarse una sandia o una bolsa de tomates o melocotones, los ladrones revientan las casetas de campo pensado que pueda haber allí dentro algo de valor, se llevan abonos y útiles de agricultura o productos químicos para el campo.

Nuestro amigo Vicente comenta, si coges a uno robándote melocotones y le rompes una azada en la espalda encima te toca pagarle a ti por agredirlo, mientras que si se lleva una caja de melocotones solo puedes quedarte callado y llamar y esperar a que acuda la policía.

Hasta incluso están robando algarrobas que todavía les falta un mes para que se puedan recolectar, sin pensar que este producto al no estar lo suficientemente seco y contener mucho agua (las algarrobas se cogen cuando el color es un marrón oscura y las están robando completamente verdes) estas después si no están en una zona bien ventilada terminan pudiéndose al contener mucho agua.

La mayoría de veces los ladrones hacen mas daño de lo que realmente se puedan llevar, un par de sandías y cuatro tomates, nos comenta Vicente vecino de Montserrat.

Desde aquí solicitamos que las leyes cambien y ayuden mas al que trabaja de sol a sol que al que acude a ‘trabajar’ al caer el sol.


Share