Guindillas

Las guindillas las tenemos de todas las maneras y clases, en vinagre, dulces, en encurtidos…

En esta noticia nos centramos en las guindillas vascas en vinagre. Las podemos encontrar en cualquier supermercado envasadas en botes de cristal, también las podemos comprar a granel o elegirlas nosotros mismos.

Sirven para tomar como aperitivo, para aderezar una ensalada o algún guiso.

Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir unas buenas guindillas?

Si las compramos a granel, le podemos decir al vendedor que nos de a probar antes de comprar, si las cogemos nosotros mismos debemos tener en cuenta que deben de estar cubiertas por liquido, en caso contrario las desecharemos las que no están recubiertas por líquido al estar en contacto con el aire suelen tener un sabor malo y putrefacto (tienen un color verde oxidado y no huelen a guindilla)

Cuando seamos nosotros mismos los que las escojamos escogeremos las pequeñas, las grandes con un tomo amarillento – naranja están duras, se arrancaron de la planta tarde, no es que estén malas sino que no que el tacto al morder parece que se muerda un trozo de plástico, lo mejor es escoger las pequeñas que están mucho más tiernas

Curiosidades sobre las guindillas.

En México se las llama chile o pimiento picante, y se usan mucho en la cocina, en lugares como Tijuana hacen concursos de chile donde gana el que más picante esté.

En muchos lugares del país vasco tienen costumbre de comerlas junto a las lentejas, con el plato de lentejas te presentan un plato de guindillas para tomarlas conjuntamente.

El pimiento también es una clase de guindilla

Sabias que el picante se mide en unidades Scoville, siendo 0 unidades Scoville el menor grado de picante (el picante de un pimiento verde) y entre 15.000.000 y 16.000.000 de unidades Scoville (Capsaicina)

El gas lacrimógeno posee extractos de capsaicina.


Share