El arte de recolectar naranja

A tijera o alicatadas, alicatadas…. Que yo sepa las naranjas no se recolectan con alicates, el alicatado es la técnica utilizada en la que el recolector de naranjas o ‘collidor’ como en muchos pueblos mediterráneos se les llama corta las naranjas de las ramas de los árboles con la ayuda de unas tijeras, esta técnica se utiliza para no dañar el fruto y tener una vista bonita que al final es lo que vende. Principalmente se utiliza con variedades de naranja pequeña (clemenvilla, satsuma, )

Ventajas:

Las naranjas salen totalmente limpias, sin pinchos de rama que puedan dañar a otras naranjas.

Desventajas:

Se pierde tiempo en la recolección al tener que ir cada naranja ‘alicatada’, cortada con tijera

A tirón, como su nombre indica se usa un tirón para arrancar la naranja a la rama que la une, no es un tirón en seco, se debe de coger el fruto y mientras se tire retorcerlo para que salga la naranja limpia. Si se queda una parte en el árbol y vemos el interior de la naranja se le llama ‘despezonada’ y esa naranja ya no sirve para el consumo. Esta técnica se utiliza para variedades de naranja grande (navelina, lane-late…)

La naranja se suele comprar a ojo a peso

Aparece la ya casi figura desaparecida del pesador que se encarga de que cada cajón de naranjas que suba al camión tenga el mismo peso, este suele cobrar a un %  por cajón o por horas, mientras que la mayoría de ‘collidors’ van a destajo, tantos cajones al final del dia/ tantos ‘collidors’ = jornal diario

Hecha la ley hecha la trampa

Muchos recolectores o ‘collidors’ tienen orden de recoger la naranja alicatada pero para ir más rápido y ganar mas dinero en el día de trabajo, la cogen a tirón, de controlarles se encarga la figura del capataz o ‘cavo de cuadrilla’ que generalmente es un hombre experimentado y se encarga de desplazar a los ‘collidors’ de campo en campo para que recolecten la naranja.

Después está la figura del dueño del campo que se queja que se despezonan muchas, que el camión ha roto las ramas de algunos árboles al entrar a cargar los cajones, que los ‘collidors’ le pisan las gomas del goteo al cortar las naranjas, que le han robado algún tomate de los que tenia plantados, le han dejado toda la mierda del almuerzo en una esquina del campo…. En fin una mañana divertida el ir a recolectar naranjas

Curiosidades del mundo de la naranja.

Los que van a destajo ganan mucho dinero, los días que se ponen a trabajar de sol a sol sí, hay días en que uno se levanta a las 5:30 para ir al campo a trabajar, hay rocío y se ponen a trabajar a las 13:00 y ganan apenas 15 € después de 12 horas fuera de casa, hay días que llueve y no salen de casa (pero tenemos la mala costumbre de comer todos los días)

Hay ocasiones en los que al dueño del campo le sale más rentable que se queden colgando en el árbol que sean recolectadas, vale mas el coste de recolectar que lo que valen las naranjas en el mercado, desgraciadamente esto ocurre realmente.


Share