LIRIO DE MAR (Annachrinus wyville-thomsoni)

Aunque emparentado con las estrellas de mar, erizos y holoturias y siendo un animal en todos sus aspectos su forma es la de una planta, consta de tallo en cuyo extremo superior está el cáliz con sus brazos ramificados, cubiertos de pínulas.

Durante mucho tiempo se creyó que se habían extinguido. Incluso después de haberse encontrado los primeros ejemplares vivos se consideraba que eran raros, hasta que los primeros barcos de investigación comenzaron a sacar sus dragas llenas de ellos.

El primer ejemplar se descubrió en 1755 en aguas abisales del Caribe, frente a la Martinica y exhibido en la Academia Francesa de Ciencias con el nombre de Palma Marina.

Un segundo ejemplar se descubrió frente a las Barbados unos años más tarde y se exhibió en la Royal Society de Londres. No se volvió a descubrir otro hasta pasados 100 años frente a las islas Lofoten cerca de Noruega.

Los Lirios de Mar contienen casi un 90% de yeso. El tallo está formado por articulaciones de carbonato cálcico, su pequeño cuerpo esta reforzado por placas gredosas y, tanto los brazos como sus ramificaciones, tienen un esqueleto de articulaciones en forma de vertebras, más pequeñas que pasan por su centro.

El tejido vivo no constituye más que un mínimo porcentaje del volumen total del animal y sus órganos internos aunque diminutos son similares a los de una estrella de mar, también tiene nervios y músculos.

Se sabe poco sobre su modo de vivir, debido a que se trata de animales que viven en aguas abisales y no se pueden observar directamente, cuando se han sacado algún ejemplar vivo a la superficie, duran muy poco tiempo en los acuarios a no ser que sus condiciones sean las idóneas. Cualquier movimiento hace que se rompan y es esa hipersensibilidad respecto a los cambios o movimientos en el agua lo que les obliga a vivir a profundidades en las que apenas se aprecien turbulencias.

Cuando se les molesta, primero se les contraen las pínulas de los brazos, estos se estiran y todo el conjunto se cierra gradual y lentamente.

A la hora de alimentarse extienden sus brazos y pínulas para formar una especie de red que recoge todos los aninaliculos y plantas muertas o partículas de los cuerpos en descomposición. Estas partículas atrapadas en los canales son enviadas a la boca por medio de los cilios. Aunque es un alimento limitado los Lirios no tienen mucho tejido para alimentar.

Su cuerpo está compuesto por piezas calcificadas y son escasas las partes carnosas.


Share