Saiga, habitat, características físicas y reproducccion

Saiga

El saiga es un mamífero artiodáctilo que pertenece a la familia bovidae. Suelen distriubuirse por Asia central, encontrándose desde el sur de Rusia hasta el noroeste de China llegando a las zonas de Mongolia; el mayor número de ellos se encuentran en Kazajistán y Uzbekistán.

Los saigas forman grandes manadas que habitan estepas semidesiertas. Se suelen alimentar de gran variedad de plantas, incluso algunas de las que resultan venenosas para otros animales. Pueden llegar a cubrir distancias muy largas y además cruzar ríos.

Estos antílopes de tamaño mediano, pueden medir entre 60 a 80 cm de altura a la cruz y pesar entre 25 y 51 kg. El macho es más grande que la hembra, además de ser el único que posee cuernos; estos son de color amarillento o grisáceo y pueden medir entre 25 y 30 cm. Su nariz es larga, ancha y además muy móvil; este tipo de nariz suelen tenerla los elefantes, algunos monos, etc.; es lo que dicen que ayuda al animal a filtrar el polvo y calentar el aire frío y seco de los sitios que habita.

Su época de apareamiento suele empezar en noviembre, cuando luchan entre ellos por la posesión de las hembras; el que gana puede llegar a liderar una manada de 50 hembras, aunque suelen ser a partir de 5. Algo extraño de estos animales es que la primera vez que paren suelen tener gemelos, y después ya sólo tienen uno.

Los saigas están en peligro de extinción debido a su caza furtiva, tanto para conseguir sus pieles como para conseguir sus cuernos muy apreciados en la medicina tradicional china. Lo cual ha hecho descender su población del medio millón que había en los años 90 hasta los 40000 ejemplares que se encuentran a día de hoy.


Share