El mapache

Hoy os voy a hablar del mapache en cautividad o mejor dicho como mascota. Si, aunque no lo creáis hay mucha gente, sobretodo en América. Así que si vosotros también queréis tener uno os voy a decir algunas cosas a tener en cuenta sobre cómo debe ser su higiene, alimentación, etc.

Lo primero que debemos saber es que domesticar y entrenar a un mapache requiere de mucha paciencia y esfuerzo, por lo que si no lo vais a hacer olvidarlo. Antes de todo debemos buscarle un sitio adecuado para dormir, debemos conseguir una jaula muy grande ya que tienen que tener espacio, o también podemos dejar una habitación para él, sea cual sea el sitio que vaya a tener como refugio, lo que debemos poner en él es muy importante, hojas secas, manta vieja, almohada, juguetes como los de perros, comedero y bebedero; también debemos ponerle una caja para sus necesidades como las de gatos, aunque cuando esté en celo marcará por todas partes su territorio. Y algo muy importante tener todos los armarios de la casa cerrados con llave o sino sacará todo lo que haya dentro y lo romperá.

Debemos lavarlos unas 2 veces al año, nunca más ya que podría perder la capa grasa que tiene su piel y que lo protege. Una forma de bañarlo sería llenar la bañera de agua y ponerle unos juguetes para que juegue un rato y después enjabonarlo, y después cepillarlo despacio para no hacerle heridas. Los mapaches pierden pelo una vez al año de invierno a verano, así que no será de extrañar encontrar mucho pelo.

Su alimentación es muy importante ya que si no se les alimenta bien y engordan les causaremos muchos problemas de salud; son omnívoros, y les podemos dar: frutas, carne de pollo y pavo, pescado, pero nunca carne roja.

Algo muy importante que os recomiendo es consultar a un veterinario de mascotas exóticas para que nos asesoré y muy importante ponerle la vacuna de la rabia, y darle un desparasitador para el gusano del mapache. Ya que es muy contagioso y puede pasárnoslo a nosotros.


Share