Rottweiler

El rottweiler tiene su origen en la antigua Roma, eran los perros que usaban los ejércitos romanos para juntar el ganado. Más adelante se asentó en Rottweil ciudad a la que le debe su nombre situada en Alemania, y desde entonces se usó para el cuidado del ganado y defensa del amo.

A día de hoy siguen utilizándose para la misma función, aunque se ha ampliado su campo como pueda ser la de perros guías, de búsqueda, de rescate, de guardia y perros policía.

Los rottweiler tienen muy buen carácter, tranquilo, obediente, dócil, firme, seguro de sí mismo y muy dispuesto al trabajo; son muy protectores con la familia, por lo que hay que introducirles a los extraños poco a poco ya que no le gustan, debido a su gran fuerza hay que sociabilizarlos desde pequeños, aunque siempre se dice que el comportamiento agresivo de estos perros es debido a un mal entrenamiento o negligencia por el dueño.

Al ser perros grandes son propensos a la displasia de cadera, osteocondritis disecante una enfermedad de los codos, también es una raza muy propensa a coger el parvovirus aunque no se sabe porque, con lo que tendremos que vigilarlos bien de cachorros; y también vigilar su alimentación por que son muy dados a la obesidad.

Tienen el pelaje corto y suave, son de color negro con marrón en la zona del pecho, hocico y principio de las patas. Su medida oscila entre los 61 a 68 cm. para los machos y de 56 a 66 cm. para las hembras, el peso está comprendido sobre los 50 kg. el macho y los 40 kg. la hembra.


Share